Últimos comentarios
Sin comentarios
Búsqueda de blogs

Beneficios de realizar el puente de glúteos

¿Puente de glúteos? De seguro en más de una ocasión has escuchado esta frase, pero no sabes bien de qué trata. Pues el mismo alude a la rutina de ejercicio más potente, para tener un trasero envidiable y de alto impacto.

Si lo tuyo es querer unos pompis marcados, definidos y sobre todo de un tamaño que no pase desapercibido, al estilo de JLo o de las Kardashian, entonces esta rutina de ejercicios para glúteos debes probarla.

¿Cómo hacer el puente de glúteos?

Te señalamos que el puente de glúteos o glute bridge como también te lo pueden presentar en el gimnasio, refiere a una técnica fácil de realizar, pero muy laboriosa y efectiva, esta involucra las siguientes partes del cuerpo:

  •        Glúteos.
  •        Parte trasera de las piernas.
  •        Parte posterior de los muslos.
  •        Área baja de la espalda.
  •        Vientre bajo.
  •        Abdominales.

Como podrás darte cuenta, este entrenamiento de glúteos durante su práctica te permite ejercitar todo el tren inferior del cuerpo. De este modo, sí la adoptas como una rutina periódica, podrás gozar de:

  •        Glúteos definidos, más grandes y firmes.
  •        Piernas contorneadas y tonificadas.
  •        Cintura delgada.
  •        Vientre plano.
  •        Mayor movilidad de las piernas y caderas.
  •        Mayor resistencia en las piernas.

Ahora bien, si lo que quieres es llevar a cabo este ejercicio y de forma correcta, entonces presta atención a los siguientes pasos:

  1. Asume la posición inicial.

Recuéstate completamente sobre una esterilla o alfombra, con los pies bien pegados a la cadera o glúteos.

Es recomendable te mantengas recto, con los brazos dispuestos al lado de tu cuerpo y la cabeza en la misma dirección de tu columna vertebral, es decir, con la vista hacia arriba.

  1. Comienza a elevar la cadera junto a la espalda.

De modo tal, que ambas formen una línea recta perpendicular, iniciando esta en las rodillas y finalizando en el cuello (este debe estar al ras del suelo). Así habrás formado el puente de glúteos correcto.

Las rodillas no deben juntarse, pero tampoco han de separarse en demasía, la distancia correcta, aconsejan los entrenadores, es la palma de tu mano.

Al momento de elevarte, asegúrate que las plantas de los pies se mantengan bien pegadas del suelo. Para la efectividad de este ejercicio, es necesaria la elevación hecha con el impulso de las caderas y la espalda, más no con los brazos.

De este modo, es necesario que todo el brazo, junto a la palma de las manos, se dispongan al ras del suelo, para provocar así la fuerza debida en los músculos de los glúteos y piernas.

  1. Procura mantener dicha posición por 10 segundos.

Ahora el descenso debe ser suave, al principio, para evitar cualquier movimiento brusco que pueda ocasionarte dolor.

Pero recuerda, tus glúteos deben quedar cerca de la esterilla, más no pueden tocarla, una vez sientas que está próxima, entonces, debes levantarte nuevamente.

Sabrás que estás haciendo bien el ejercicio, cuando sientas tus glúteos contraídos y los músculos del abdomen rígido, esto es señal de una espalda recta.

Ventajas del puente de glúteos

Este ejercicio es la forma ideal de como aumentar los glúteos, considerando los movimientos que se llevan a cabo en dicha zona, generando efectos positivos en su musculatura, contribuyendo a contornearlos y agradarlos. Y es que en sí, las ventajas de este puente son:

Fortalecimiento de la espalda

Al ser esta la que se eleva constantemente en el ejercicio, se verá fortalecida, ayudando con ello a la asunción de una postura correcta tanto al caminar como al sentarte.

De este modo, podrás olvidarte de las dolencias que genera un caminar inadecuado. O por las molestias que puedan sobrevenir a consecuencia de una mala posición mientras estás sentado.

Todo esto mejora, al gozar la espalda, de una mayor elasticidad producida por las constantes elevaciones del puente de glúteo, que terminan por hacer sus músculos mucho más fuertes y sus ligamentos más elásticos a los distintos movimientos.

Adiós a la rigidez muscular

La realización de este puente contribuye a que la cadera también goce de una mayor vitalidad, junto a la tonicidad y mejoría que pueden mostrar las articulaciones y la columna vertebral.

De aquí, que realización del puente de glúteos alivie las tensiones musculares que ocasionan dolores de espaldas y de piernas, que impiden realizar cuartos ejercicios como las sentadillas.

Glúteos más firmes y piernas más fuertes 

En una primera etapa de ejecución, el resultado más inmediato que podrás apreciar es la forma contorneada de tus glúteos junto a unas piernas mucho más fuertes.

A su vez podrás apreciar menos cansancio en las extremidades inferiores, ya que la circulación sanguínea mejorará notablemente con el ejercicio. De aquí, que puedas notar, una mayor resistencia al trabajo y a la rutina diaria.

En conclusión, el puente de glúteos no es un ejercicio solamente para mejorar el aspecto estético de los glúteos, ocasionando que estos aumenten en tamaño y luzcan más firmes.

Sino, que además, proporcionará una mejor postura corporal al caminar, mayor resistencia a las actividades diarias y disminución de tensiones musculares en la zona baja de la espalda.

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Menú

Compartir

Código QR

Ajustes

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse